¿Qué es el asma?

Es una enfermedad que afecta a los pulmones causando la inflamación de las vías respiratorias, esto genera episodios repetidos de opresión en el pecho, sonido agudo al tomar aliento, tos durante ataques nocturnos o matutinos, lo que hace difícil la respiración. Los ataques de asma pueden ser leves, moderados o graves, e incluso mortales. Esta enfermedad puede ser controlada tomando medicamentos y evitando situaciones que podrían provocar un ataque o empeorarlo si ya está padeciendo un episodio de asma.

En la mayoría de los casos, no se sabe qué causa el asma, y no se conoce una cura definitiva, pero se sabe que si alguien en su familia tiene asma es más probable que otro integrante de la familia sea propenso a tenerla.

¿Qué es un ataque de asma?

El ataque ocurre desde las vías respiratorias, encargadas de llevar el aire a los pulmones. Cuando se desencadena el asma, las paredes y las vías respiratorias se inflaman. Esto causa que al transitar el aire las vías respiratorias se estrechen, se llenen de mucosidad y por consiguiente se obstruya el paso con normalidad causando que menos aire entre y salga de los pulmones. Un ataque de asma puede incluir tos, opresión en el pecho, respiración sibilante y dificultad para respirar.

¿Qué es lo que causa un ataque de asma?

Un ataque de asma puede ocurrir cuando usted se expone a "los desencadenantes del asma". Estos factores pueden ser muy diferentes para cada persona. Ya que no existe una cura para el asma, las personas que sufren esta enfermedad pueden controlarla mediante atención médica y también es muy importante conocer los factores desencadenantes y aprender a evitarlos, o en caso de estar o haber estado expuesto accidentalmente a algún factor que pueda generar un ataque, mantenerse atentos tomando las previsiones necesarias.

Algunos de los desencadenantes más comunes son el tabaco, el polen, los ácaros del polvo, contaminación del aire exterior, alérgenos de insectos o animales domésticos, moho o humedad en el ambiente, humo de hierba o leña e infecciones en las vías respiratorias.

¿Cómo puede saber si usted tiene asma?

Conozca las maneras en que el asma afecta su calidad de vida

Puede ser difícil saber si una persona tiene asma, especialmente en los niños menores de 5 años. Para determinar si usted tiene asma es necesario consultar con un doctor que compruebe el funcionamiento de los pulmones y así verificar la presencia de alergias e inflamaciones.

Durante un examen, el médico le preguntará si usted tose mucho, sobre todo en la noche, y si sus problemas con la respiración son peores después de la actividad física o en ciertas épocas del año. El médico también le preguntará acerca de la opresión en el pecho, respiración sibilante y si ha tenido resfriados que duran más de 10 días.

Le preguntaran si alguien en su familia tiene o alguna vez ha tenido asma, alergias u otros problemas respiratorios. También le harán preguntas acerca de su casa y entorno común, relacionados a haber faltado a la escuela o el trabajo causado por la dificultad de respirar, y sobre cualquier impedimento que usted tenga al momento de realizar ciertas actividades físicas.

El médico también le hará un examen de la respiración, llamada espirometría, para saber qué tan bien están funcionando sus pulmones, utilizando un equipo con una boquilla para probar cuánto aire puede sostener y aspirar luego de tomar una respiración profunda. El espirómetro puede medir el flujo de aire antes y después de usar medicamentos para el asma.

Tratamiento para el asma

Para controlar el asma y evitar un ataque debe tomar el medicamento exactamente como su médico le indica y mantenerse alejado de las cosas que pueden desencadenar un ataque.

Todas las personas con asma no toman la misma medicina, algunos de los medicamentos pueden ser inhalados y otros pueden ser tomados como una píldora.

Conozca las maneras en que el asma afecta su calidad de vida

Los medicamentos para el asma pueden ser de dos tipos: de alivio rápido y control a largo plazo. Los medicamentos de alivio rápido controlan los síntomas de un ataque de asma. Si necesita utilizar el medicamentos de alivio rápido con frecuencia, visita a tu médico para ver si necesita un medicamento diferente. Los medicamentos de control a largo plazo le ayudará a tener ataques más leves y menos frecuentes, pero no ayuda a mejorar mientras que usted está teniendo un ataque de asma.

Los medicamentos para el asma pueden tener efectos secundarios, pero la mayoría de los efectos secundarios son leves y desaparecen rápidamente. Pregúntele a su médico acerca de los efectos secundarios del medicamento que le sea prescrito.

Conozca las maneras en que el asma afecta su calidad de vida

Recuerde: usted puede controlar su asma. Su médico le ayudará a hacer su propio plan de acción para controlar el asma. Decida quién debe tener una copia del plan en caso de una emergencia. Tómese su medicina de control a largo plazo aun y cuando no tenga síntomas.